El pequeño Mirko regresó al país luego de su primer tratamiento

Diario de la ciudad de Manuel Alberti (28-2-18) www.manuelalberti.com.ar – Hace algunos días el pequeño albertino y sus padres partieron de Argentina, con un puñado de esperanzas y con la ayuda de muchas personas solidarias que colaboraron de varias maneras para cubrir los gastos del tratamiento que necesitaba Mirko con Células Madres en el Mother Stem Institute en Florida.
La familia llegó a Los Estados Unidos con dos días de anticipación al turno que tenía el pequeño que sufre desde nacimiento de distrofia muscular deformante . En ese centro médico especializado le realizaron primero una transfusión muy necesaria y pasadas siete horas después le pasaron por vena Células Madres nuevas que ayudarán a la salud del niño.
Mientras el proceso se llevaba a cabo, sus padres sintieron que todo fue un éxito, desde poder reunir los fondos hasta lograr el turno y la atención pero aún así el dolor se hizo sentir tanto para el paciente como para su mamá y papá que veían sufrir a su hijo con un dolor necesario y producto de la cura tan ansiada.
Un día y medio después de finalizado el tratamiento, aún había dolor que se combatió con antibióticos y el joven se repuso prontamente para volver al país. Desde Estados unidos los tres regresaron trayendo consigo inyecciones de Células Madres y comprimidos que servirán durante 3 meses en Argentina hasta el 17 de mayo , fecha de la segunda parte del tratamiento cuando deberán volver.
En diálogo con el Diario de Manuel Alberti , Diego, su padre, manifestó: “Estoy muy agradecido con todos los que de alguna forma u otra colaboraron y nos ayudaron. Por suerte el tratamiento ya quedó pago y ahora solo se necesitamos juntar fondos para el pasaje y la estadía cuando llegue la segunda sesión médica en el mismo instituto Estadounidense.”
Apenas tocó suelo argentino el vuelo proveniente de Miami, el pequeño Mirko Iglesias comenzó lo que puede ser una nueva y alentadora etapa para su salud de la mano del amor, la ciencia médica y la solidaridad de una comunidad toda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =